La importancia de dar el pecho a demanda

La importancia de dar el pecho a demanda

Dar el pecho a demanda significa no tener horarios ni un tiempo establecido de duración de la toma.

¿ Porqué el pecho se da a demanda?

La producción de leche refleja el apetito del bebé, pero no la capacidad de producción, la madre puede producir lo que el bebé coma, por eso la lactancia materna debe ser a demanda y exclusiva.

“La producción de leche depende de la demanda del bebé”

El vaciamiento gástrico de leche humana en el bebé, es decir lo que le cuesta digerir la leche de su mamá, es de aproximadamente 50 minutos, por ello no debemos esperar 3 horas para dar la siguiente toma, es importante ofrecer el pecho a demanda.

Los bebés están diseñados para beber cantidades muy pequeñas con mucha frecuencia en los primeros 1-2 días ( de 8 a 12 veces al dia).

Calostro ( oro líquido)

La mayoría de los bebés solo beben alrededor de una cucharadita (5-7 ml) de calostro ( oro líquido) en cada comida el primer día. Esto es perfecto ya que su barriguita es del tamaño de una cereza y contiene alrededor de 7 ml en cada comida el primer día. Se trata de un diseño perfecto.

En el segundo día, comienza a producir un poco más de calostro en cada comida y este aumento gradual de la leche va estirando su pequeña barriga y les permite beber más. ¡Maravilloso!

El calostro es una bebida deliciosa azucarada, pero no está llena de grasa en esta etapa, lo que significa que el bebé necesita seguir alimentándose muy a menudo para mantenerse lleno.

¿Qué señales nos indican que el bebé tiene hambre?

Calmar al bebé que llora piel con piel, háblarle, acaríciarle es mejor que esperar entre tomas, poner el chupete,a ver si así aguanta más” o dar agua o infusiones por la noche para que se duerma.

El bebé decide cuando y cuanto quiere comer, así es como vamos a conseguir que se aprenda a autorregular la alimentación, ya que el bebé aprende a detectar la sensación de hambre y saciedad y además si ofrecemos el pecho a demanda vamos a prevenir:

  • la obesidad
  • la diabetes tipo II
  • comer por ansiedad
  • atracones

En definitiva vamos a favorecer una vida más sana.

¿EXISTE UN PATRÓN A SEGUIR?

No existe un patrón único de lactancia, cada mamá y bebé son diferentes, dependerá de los niveles de grasa que se encuentren en la leche, de la cantidad de leche que cada mamá produce en la toma y de cómo se sienta el bebé.

Los recién nacidos maman más despacio porque están aprendiendo a mamar, por ello las tomas suelen ser más largas las primeras semanas de vida. Según van creciendo, la duración de las tomas va disminuyendo, porque son capaces con la práctica, de conseguir en menos tiempo la cantidad de leche que necesitan.

NO TE COMPARES

Algunos bebés maman pocas veces al día con unas tomas largas, en cambio, otros maman muchas veces al día en tomas más cortas.

Algunas mamás y bebés funcionan mejor con rutinas, pues fenomenal, pero no te compares ni intentes forzar a tu bebé a rutinas, cada bebé es un mundo particular, algunos funcionan con rutinas y otros no, y compararnos puede ser una fuente de estrés y frustración. Sabemos que no es fácil pero intenta fluir, escuchar las señales para saber cuándo le gustaría alimentarse y en función de esto, aliméntalo. Sabemos que tal vez sea agotador, por esto es importante tener en cuenta cómo te sientes y de qué forma te enfrentas, y si estás sola busca ayuda en otras mamás o incluso en alguna persona que te asesore. Puede que lo hagamos todo bien y nuestro bebé siga llorando, tranquila, dale todo tu amor esto es una etapa que pasará. La naturaleza nos ha proporcionado una sincronización con nuestros bebés maravillosa aunque todo sea novedoso para tí al principio es cuestión de dejar que tú bebé te guíe, confía en él y en tí. Tu puedes!.

Hay una gran cantidad de procesos en el cerebro de un bebé durante el primer año que puede que los abrume o desregule y que mejor forma de calmarles con un montón de hormonas maravillosas en las que encuentran confort y consuelo, así es, se trata de una fuente de relajación para ellos buscadores de confort e imanes de apego, y los calma tanto como a nosotros un abrazo.

Qué más podemos decirte. Que te entendemos y te apoyamos y estamos convencidas de que le estás dando lo mejor de la mejor forma que puedes.❣️

Aún recuerdo el momento en que mi hijo Álex, con un mes de vida, de repente en una de las tomas, en dos minutos soltó mi pecho y claro yo con mi desconocimiento, me quedé muy desconcertada, con un sentimiento contradictorio y de duda, ¿no quiere más leche? ¿le pasará algo? ¿no tendré suficiente leche? ………Y poco a poco con las siguientes tomas y con la información del grupo de lactancia y la lectura en ese momento de Carlos González, me fui dando cuenta que en menos tiempo conseguía el alimento que necesitaba….que sorprendente y maravilloso momento!! .

 

Amparo Moncholí (Formación con Edulacta)

Cerrar
×
×

Carrito