Inicio a la Lactancia: Posturas para amamantar

Inicio a la Lactancia: Posturas para amamantar

Hoy te voy a comentar que hay diferentes posturas para amamantar y que ninguna es mejor que otra. Se trata de de una cuestión personal pero lo que sí debes tener en cuenta es que la posición de ambos sea la correcta para conseguir un buen agarre y facilitar la estimulación de leche.

Te muestro cuatro posturas clásicas para que descubras cuál es o podría ser la tuya.

  • Postura clásica. Si optamos por esta posición tendremos en cuenta que nuestra espalda y pies tengan un buen punto de apoyo, espalda con respaldo y pies en el suelo (si puedes usar un apoyo más alto mejor). Podemos usar un cojín de lactancia de ayuda para que nuestros brazos descansen evitando cualquier tipo de tensión. La cabeza del bebé deberá descansar en tu brazo o en la parte interior de tu codo e intentaremos juntar abdomen con abdomen mientras lo sostienes con el antebrazo. La nariz debe quedar a la altura del pezón y nos aseguraremos de que oreja, cabeza y hombro del bebé estén bien alineados.                       
  • Postura tumbada. La mamá se tumba de lado y coloca el brazo por debajo de su cabeza con el otro brazo cerca del bebé. Esta postura es ideal para mamas con cesáreas o tomas por la noche. 
  • Posición del caballito. Útil cuando hay problemas de agarre, siéntate con la espalda recta y sienta al bebé sobre tus piernas, con su cara frente a tu pecho. Esta suele hacerse cuando el bebé ya es capaz de mantenerse sentado. También se puede hacer con bebés pero es importante que la posición de la madre esté algo más recostada, buscando la inclinación para ser capaz de colocar al niño en su vientre mientras lo amamanta.
  • Balón de rugby. El cuerpo del bebé se acomoda debajo del brazo con sus pies apuntando a tu espalda Esta postura se recomienda para mastitis u obstrucciones porque funciona muy bien para vaciar bien el pecho.

Como ves las hay diversas y todas sirven, puedes elegir la que quieras según el lugar, circunstancias o preferencias.

“LO QUE TENEMOS QUE TENER MUY EN CUENTA ES QUE MAMAR NO DEBE DOLER.”

Como vamos a pasar muchas horas dando de mamar a nuestro bebé, te recomiendo, que te prepares un lugar cómodo para amamantar durante el día, con cojines para poder apoyar los brazos mientras sujetas al bebé o para apoyar al bebé por si necesitas tener una mano libre. Es importante tener las zonas lumbar y cervical bien apoyadas mediante cojines o similares, nos aseguraremos así una saludable posición postural.

Además no olvides de poner a tu alcance todo aquello que vas a necesitar para no tener que interrumpir la lactancia.

¿y a ti, mamá, cómo te gusta amamantar?

Es curioso como la lactancia es instintiva para el bebé pero no lo es para las madres quienes aprenden a amamantar con la práctica y observando a otras mamás. Seguro que si tenéis bebés más mayores nos podréis compartir posturas más graciosas y difíciles que jamás podríamos imaginar…..

¿Nos las compartes? 

Cerrar
×
×

Carrito